Follow by Email

jueves, 17 de enero de 2013

AÑO NUEVO CON PREOCUPACIONES VIEJAS

El Dakar pasó por el Perú y las cortinas que cubren la realidad nacional de nuevo se han desplegado ante nuestros ojos. Aquella que muchas veces evitamos mirar cual herida infectada y de la que muchas veces intentamos escapar amparándonos en la frivolidad. La vuelta a escena de la pareja presidencial, el congreso, la revocatoria, las lluvias y la selección sub 20 han marcado la agenda de esta primera  quincena del año. 
AMBIGÜEDAD PRESIDENCIAL
La pareja presidencial en estos días como para no perder la costumbre, volvió a estar en el ojo de la tormenta, pero en situaciones diferentes en cuanto a espacio y temática. El presidente (o mejor dicho "primer saco largo" de la república) Humala, se fue de visita a Cuba,  a ver a su convaleciente colega y camarada Hugo Chávez quien se atiende en la isla la enfermedad cancerígena que lo aqueja. ¡Ah! de paso se fue a ver unos asuntos bilaterales entre nuestro país y la isla caribeña. Pero tanto él, su comitiva y Torre Tagle estaban seguramente tan preocupados y conmovidos por la salud del dictador venezolano que cometieron algunos errores en la firma de algunos convenios de poca monta para nuestro país y como ya lo ha demostrado el ejecutivo en otras ocasiones, están acostumbrados a arreglar sus "burradas" con fe de erratas. Con esto demostraron a todas luces el carácter improvisado del viaje del mandatario a Cuba.
Con Ana Jara, una de sus secretarias... perdón ministras
¿Por qué el apuro del presidente Humala de realizar a toda costa esta "visita de trabajo"? ¿por qué reunirse con Fidel y Rául Castro?. ¡Ah! lo recibieron como uno más que visita su isla, solo le mandaron  al vicecanciller de relaciones exteriores, ni la investidura del mandatario peruano respetaron estos dictadores, a pesar que Humala fue a ponerse en "posición de firmes" ante ellos. Pensábamos que el presidente ya había dejado atrás sus ideas izquierdistas y admiración "castrista" y "chavista", ahora que es un converso del capitalismo. Como siempre al mandatario le gusta jugar a la ambigüedad y encuentra en el silencio a su mejor aliado.
Por su parte, en Lima "la presidenta del Perú" Nadine Heredia también le entró al juego pero con respecto a los rumores sobre su candidatura presidencial para el 2016, pues ante la versión difundida por un medio de comunicación que el Congreso estaría elaborando un proyecto que le permetiría lanzar su candidatura presidencial Heredia contestó: El tiempo infame de las leyes con nombre propio ya pasó, yo no persigo ningún interés en particular” en clara referencia al fujimorismo pero tampoco negó rotudamente que no sería candidata. ¿Le creemos? cuando en cada evento oficial se exhibe como cabeza del ejecutivo, dando discursos y en donde los ministros parecen sus secretarios. Al igual que su esposo ha hecho de la ambigúedad su estrategia.
OTORONGOS SON BAÑADOS A LA FUERZA CON DIGNIDAD
Pobre congresista Eguren, salió maletado en RPP y por sus paisanos
Presionados  por la opinión pública, las declaraciones del presidente Humala, los medios de comunicación y las bochornosas manifestaciones ocurridas en Arequipa. El presidente del Congreso, Víctor Isla acompañado de un grupo de sus indeseables, anunciaron dar marcha atrás a su aumento de sueldo más conocido como bono de representatividad. Los mismos caraduras que días antes cerraron fila y que ante la prensa en su "cara pelada" le dijeron al pueblo que no les alcanzaba el sueldo. Incluso el "flaco" Eguren tuvo el cinismo de ir a RPP y defender la postura de los congresistas con cifras y datos que según él ameritaban el incremento salarial. "El parlamento peruano es uno de los más baratos del mundo desde que en el 2006 se bajaron las remuneraciones y los gastos de representación a la mitad" fue una de las justificaciones que plant el congresista. ¡Ah! también tuvo la frescura de señalar que antes cuando existía la bicameralidad habían más parlamentarios y ahora son menos (¿quería que se lo agradeciéramos?), felizmente Güido Lombardi  le refutó: "Sí, pero este congreso cuesta más que el de esa época" . El pobre Eguren salió  mal parado de la entrevista, lo hicieron trizas junto con sus crifras y datos que supuestamente justificarían su nuevo sueldo. Así que a los "padres de la patria" no les quedó otra que empreder la retirada hacia la dignidad y retroceder en su injustificable intento de aumento salarial.
LA INDEFENSIBLE VS LA REVOCATORIA MAFIOSA 
Ojalá que podamos evitar que la ola mafiosa se la lleve
Ver como la fuerza de las aguas del río Rímac destruyó practicamente lo que se había avanzado en las obra del túnel que unirá a once distritos limeños, es lo que ha llevado a Susana Villarán a  convertirse en un personaje indefendible, a pesar de los buenos atributos que pueda poseer. La alcaldesa a su vejez o peca de ingenua o es masoquista. No es la primera vez que no está al tanto de las obras o acciones que realiza, ya le había pasado con el operativo en la parada y con esta obra ya es francamente estúpido que se ponga a hechar la culpa a otros.  A puertas de enfrentar la revocatoria, no tenemos como defender a la alcaldesa, solo queda invocar a los limeños a recordar que peores alcalde ha tenido Lima como Jorge Del Castillo, y también otros que han hecho obras como Castañeda pero a punta de coimas, fraudes y estafas. Hay que ser bien tonto para creerle a Marco "Turbio" y sus intenciones "democráticas" que cuentan ahora  con el abierto respaldo de los "compañeros", razón tenía pues  Pedro uno de los personajes del Sexto de Arguedas: "El oportunismo al menudeo y en lo grande es la línea del apra" (pág 37). También ha quedado claro que detrás de la revocatoria está  el ex alcalde de Lima y líder de Solidaridad Nacional. Vaya y de qué manera demuestra ese valor que supuestamente engloba su partido.
Como para no perder la tradición los limeños tendrán que votar por el mal menor, que es sin duda decirle No a la revocatoria mafiosa, no hay que dejarse meterse el dedo por rufianes que están acostumbrados a fabricar campañas de desprestigio y utilizar patrañas "fujimontesinistas" para el logro de sus sucios propósitos. Sólo esto debe motivar el No, pues lamentablemente la señora Villarán solita se puso la soga al cuello con su pobre gestión.  Ojalá no prime el pensamiento de que Castañeda era mejor alcalde porque "robaba pero hacía obras".
LLUVIA EN EL ANDE Y LA ESTIRPE PERDEDORA 
Finalmente quiero hablar un poco de las autoridades locales de la bella ciudad que me cobija, Arequipa. ¡Qué incapaces que son!. Tuvieron un año para prepararse para la temporada de lluvias y nada. Las precipitaciones han llegado pero aún no son torrenciales y la ciudad ya muestra los indicios de ser gobernada por ineptos. Buzones colapsados en las casas que rodean a la avenida Guardia Civil, calles convertidas en piscinas, y pistas recién alfatadas llenas de gigantescos huecos dan testimonio de ello. ¿Dónde están los sistemas de drenaje que prometieron ejecutar?. ¿Son ineficaces o cada obra mal hecha representa en el futuro más coima para ellos? Son pues nuevamente los ciudadanos los más perjudicados y las autoridades ediles las culpables. Ahora que  no vengan a hechar la culpa a la región o al gobierno.
¡Ah! me olvidaba la selección sub 20, como siempre le hacen la guerra a un grande como Uruguay, ganan a las justas y jugando mal a Venezuela, la prensa   deportiva ya los pone en un pedestal y los pobres chicos pierden. ¡Hasta cuándo! periodistas vendedores de humo seguirán cantando victorias antes de tiempo y engañando a la gente. Como lo he dicho muchas veces nuestros futbolistas no están preparados para salir al campo como favoritos. ¡Dejen trabajar a esos chicos en paz! y no le "pidamos peras al olmo", antes nos goleaban ahora nos meten menos goles, empatamos y a veces milagrosamente ganamos, ese es el futbol peruano. 
Así voy viendo al Perú en este nuevo año, con viejas preocupaciones.   



 

jueves, 3 de enero de 2013

LA CIVILIZACIÓN DEL ESPECTÁCULO: ¿LA MUERTE DE LA CULTURA?

MARIO VARGAS LLOSA
LA CIVILIZACIÓN DEL ESPECTÁCULO
ENSAYO
ALFAGUARA. 2012.ESPAÑA. 
¿ANUNCIANDO LA MUERTE DE LA CULTURA? 
Una extraña sensación es lo que experimentó Mario Vargas Llosa al asistir a distintas actividades culturales y analizar  diversos materiales producidos por los medios de comunicación en los últimos años, se fue apoderando de él una inquietante pregunta: ¿por qué la cultura dentro de la que nos movemos se ha ido banalizando hasta convertirse en muchos casos en un pálido remedo de lo que nuestros padres y abuelos entendían por cultura? Esta y otras interrogantes son planteadas y tratadas de respondidas en su ensayo La civilización del Espectáculo, publicado el año pasado.
Considerado entre uno de los mejores ensayos del 2012, por el diario El País de España. La Civilización del Espectáculo  en las propias palabras del autor desea “dejar constancia de la metamorfosis que ha experimentado lo que se entendía aún por cultura”. Vargas Llosa anuncia la profunda etapa de crisis y decadencia en que ha caído la cultura y que está siendo reemplazada por otra construida sobre las ruinas  de la misma.
Desde el inicio de su obra el autor sentencia que la cultura “en el sentido que tradicionalmente se ha dado este vocablo, está en nuestros días a punto de desaparecer. Y  acaso haya desaparecido ya, discretamente vaciada de su contenido y éste reemplazado por otro, que desnaturaliza el que tuvo”. A esta realidad, Vargas Llosa la denomina la civilización del espectáculo.
LA CIVILIZACIÓN DEL ESPECTÁCULO: ¿LA NUEVA CULTURA?
Según Vargas Llosa es un mundo donde el entretenimiento ocupa el primer lugar de la tabla de valores, “y donde divertirse, escapar del aburrimiento, es la pasión universal” pero al que el escritor no se opone pero si le preocupa  que “el pasarlo bien” o “frivolidad” se convierta en el valor supremo y traiga nefastas consecuencias: “la banalización de la cultura, la generalización de la frivolidad…que prolifere el periodismo irresponsable de la chismografía y el escándalo”.
Vargas Llosa en su primer capítulo señala una terrible conclusión “La cultura es diversión y lo que no es divertido no es cultura…Lo que tiene éxito y se vende es bueno y lo que fracasa y no conquista al público es malo”. Esta es la razón principal por la cual los medios de comunicación nos someten a su ofrecimiento de satisfacción placentera, frivolidad y mucha idiotez.
La nueva cultura tiene su columna vertebral en lo light: literatura light, cine light, arte light.  Según el premio Nobel de Literatura, es “aquella que hace sentir comodidad al lector o espectador, una sensación de estar a la vanguardia con un mínimo de esfuerzo intelectual, y que lleva al conformismo y se manifiesta en la complacencia y autosatisfacción”.
Mario Vargas Llosa a fin de no parecer clasista ni dar la apariencia de un idealista apolillado explica las definiciones y concepciones de cultura y la transformación que ha sufrido la misma, recurriendo a diversas fuentes, desde sociológicas, científicas,  filosóficas  hasta llegar a las religiosas. Al igual que en la mayoría de sus obras, el autor juega con los relatos paralelos en espacios de tiempo diferentes, en esta ocasión sus apreciaciones y críticas son alternadas con algunos artículos periodísticos culturales aparecidos en su columna Piedra de toque publicados en el diario El país de España a lo largo de los últimos años y que sirven de perfecto complemento de sus comentarios.
SEÑALANDO  CULPABLES Y PELIGROS
¿Culpables?  Mario Vargas Llosa señala al deterioro de las familias como uno de ellos y la crisis de la palabra, ahora subordinada a la imagen como otro causante, así como la búsqueda de la frivolidad como un valor supremo. Algunos factores que el escritor determina que han contribuido a la formación de la civilización del espectáculo son:
1) “La prosperidad vivida después de la segunda guerra mundial, que permitió el crecimiento de la clase media, el bienestar, la libertad de costumbres y un espacio siempre creciente para el entretenimiento”.
2) La democratización de la cultura provocó “la desaparición de la alta cultura, obligatoriamente minoritaria por la complejidad y a veces hermetismo en sus claves y códigos, y la masificación de la idea misma de cultura” y el que Los sociólogos, hayan “incorporando a la idea de cultura, como parte integral de ella, a la incultura, disfrazada con el nombre de cultura popular”.
3) La desaparición de la crítica y su reemplazo por la publicidad, “convirtiéndose ésta en nuestros días no sólo en parte constitutiva de la vida cultural sino en su vector determinante” . 
4)El laicismo, la banalización de la política, el eclipse de los intelectuales, el empobrecimiento de las ideas como fuerza motora de la vida cultural, el reemplazo de la información por el entretenimiento, la frivolización como norma, la degradación del sexo, etc.
Mario Vargas Llosa señala también algunos peligros de someternos a la nueva cultura:
1) “En la civilización del espectáculo, el intelectual sólo interesa si sigue el juego de la moda y se vuelve un bufón” .
2) "La ínfima vigencia que tiene el pensamiento en la civilización del espectáculo". 
3) “El empobrecimiento de las ideas  como fuerza motora  de la vida cultural  en una época donde se vive la primacía de las imágenes sobre las ideas”.
4) “La cultura dominante, que privilegia el ingenio sobre la inteligencia, las imágenes sobre las ideas, el humor sobre la gravedad, la banalidad sobre lo profundo y lo frívolo sobre lo serio…”
5) “Lo que se espera en nuestros artistas no es el talento, ni la destreza, sino la pose y el escándalo, sus atrevimientos no son más que las máscaras de un nuevo conformismo”.
6)”Los espectadores no tienen memoria; por esto tampoco tienen remordimientos ni verdadera conciencia. Viven prendidos a la novedad, no importa cuál sea con tal que sea nueva”.
7) La banalización del sexo o sexo light, sin amor, el puramente instintivo y animal.  
8) en el periodismo, “el diario o programa que no comulga en el altar del espectáculo corre hoy el riesgo de perderlo y dirigirse sólo a fantasmas”.
9) En la política, “la popularidad y el éxito se conquistan no tanto por la inteligencia y la probidad como por la demagogia y el talento histriónico…la cultura es la que corrompe y degrada a la política y a los políticos”.
¿EL PERIODISMO BASURA VUELVE IMBÉCIL A LA GENTE?
En su capítulo sobre cultura, política y poder se explica  por qué el amarillismo es disfrutado por el público, “La prensa sensacionalista no corrompe a nadie; nace corrompida por una cultura que, en vez de rechazar las groseras intromisiones en la vida privada de las gentes, las reclama, pues ese pasatiempo, olfatear la mugre ajena, hace más llevadera la jornada del puntual empleado, del aburrido profesional y la cansada ama de casa”.
“…si el periodismo, en vez de ejercer su función fiscalizadora, se dedica sobre todo a entretener a sus lectores, oyentes y televidentes con escándalos y chismografías. Todo ello favorece una actitud tolerante o indiferente en el gran público hacia la inmoralidad.”
En su artículo “Lo privado y lo público” publicado en enero del 2011 en el diario El País, Vargas Llosa al reflexionar sobre la crítica que Fernando Savater hizo sobre el caso de las  Wikileaks y Julian Assange afirmó: “Savater comprueba  que en esta vasta colección de materiales filtrados no hay prácticamente revelaciones importantes,…,y que lo que prevalece en ella es sobre todo una chismografía destinada a saciar esa frivolidad que, bajo el respetable membrete de transparencia, es en verdad el entronizado ‘derecho de todos a saberlo todo’ : que no haya secretos y reservas que puedan contrariar la curiosidad de alguien[…] caiga quien caiga y perdamos en el camino lo que perdamos’. Ese supuesto ‘derecho’ es, añade, ’parte de la actual imbecilización social’. Suscribo esta afirmación con punto y comas.” 
Entonces, ¿cómo reaccionar o qué hacer? En el segundo capítulo del libro el intelectual da la siguiente reflexión al respecto: “No está en poder del periodismo por sí solo cambiar la civilización del espectáculo, que ha contribuido a forjar. Ésta es una realidad enraizada en nuestro tiempo, la partida de nacimiento de las nuevas generaciones, una manera de ser, de vivir y acaso de morir del mundo que nos ha tocado…nos han deparado el privilegio de convertir al entretenimiento pasajero en la aspiración suprema de la vida humana y el derecho de contemplar con cinismo y desdén todo lo que aburre, preocupa y nos recuerda que la vida no sólo es diversión, también drama, dolor, misterio y frustración.”
¿PESIMISMO, ACEPTACIÓN DE LA DERROTA O ADAPTARSE A UNA REALIDAD?
Vargas Llosa deja al final de su libro algunas reflexiones que más que avizorar algún horizonte esperanzador para los que aún creen en la añeja cultura y se resisten a ser partícipes de las farsa impuesta por la civilización del espectáculo, percibe un futuro desalentador: “Lo peor es que probablemente este fenómeno no tenga arreglo, porque forma ya parte de una manera de ser, de vivir, de fantasear y de creer de nuestra época, y lo que yo añoro sea polvo y ceniza sin reconstitución posible” más adelante el autor también dice “Confieso que tengo poca curiosidad por el futuro, en el que, tal como van las cosas, tiendo a descreer. En cambio, me interesa mucho el pasado, y muchísimo más el presente, incomprensible sin aquél.”
A pesar del aparente pesimismo de sus reflexiones finales, Vargas Llosa en declaraciones a la prensa española ha manifestado que aún tiene cierta esperanza que la civilización del espectáculo desaparezca con el correr del tiempo, así como un día la URSS dejó de existir. 
Vargas Llosa a lo largo de su ensayo expone sin tapujos confesiones sinceras y para nada condescendientes que buscan remover el cerebro de su lector y que han generado (y seguirán generando) controversias  y polémicas dentro de los sectores involucrados en su crítica. Seguramente muchos al leer esta obra etiquetarán  al premio Nobel de elitista, discriminador de la cultura popular o hasta acusarlo de sectario. Este ensayo nos hará meditar profundamente sobre “la cultura” que consumimos a diario y como sus efectos enfermizos puede destruir nuestras neuronas al convertirnos en meros receptores y consumistas de frivolidades, adormeciendo nuestra capacidad de análisis y ejercicio del albedrío.